Los druidas, los misteriosos filósofos de la Galia


El santuario de Stonehenge : Este complejo megalítico situado en el sur de Inglaterra
 inspiró un movimiento en el siglo XVIII que abogaba por la restauración de la tradición druidíca 

Magos y brujos en el imaginario colectivo, los druidas eran en realidad filósofos y teólogos. Gracias a su larga y exigente educación, adquirieron un prestigio sin igual en la antigua Galia

En la Galia existen filósofos y teólogos respetados a un grado máximo, llamados “druidas”. Se les considera como los hombres más justos .A menudo reflexionan acerca de los astros y su movimiento, del tamaño del mundo y de la Tierra, del poder de los dioses inmortales y sus aptitudes; transmiten a la juventud todo este saber." Con estas palabras de admiración se refería a los druidas galos uno de los mayores sabios de la Antigüedad, el filósofo Posidonio de Apamea. Tras haberlos conocido de primera mano en un viaje que realizó a la Galia en el año 100 a.C., Posidonio redactó un informe en el que describía a los druidas con palabras griegas inequívocas, como "filósofo" o "teólogo", lejos de la confusa y hoy en día popular imagen que ve a los druidas como sacerdotes de una religión ancestral, magos o incluso hechiceros. Esta opinión no tiene nada de excepcional. Desde el siglo IV a.C., diversos autores griegos utilizaron el mismo término de "filósofos" para referirse a los druidas de la Galia, dándoles de este modo el mismo estatus que tenían los "magos" para los persas. Incluso se preguntaban si los druidas no estaban más avanzados en cuanto a sabiduría. ¿Acaso practicaron la filosofía antes que ellos?
Al igual que los pitagóricos, los druidas creían en la existencia de un alma inmortal, llamada a reencarnarse perpetuamente. Compartían la predilección por el estudio del universo y los números. Las dos escuelas profesaban una filosofía cuyo objetivo era lograr que las relaciones entre los hombres fueran más armoniosas, dato que presagiaba su intervención en asuntos políticos. Algunos creían que los druidas fueron alumnos del mismo Pitágoras, y otros que éste fue alumno suyo. Lo más probable es que ni Pitágoras ni los druidas hayan tenido jamás contacto, aunque es posible que los colonos foceos establecidos en Marsella hubieran servido de intermediarios entre ambas escuelas. Con todo, los sabios galos fueron considerados grandes intelectuales tres o cuatro siglos antes de la conquista romana de la Galia.En esa época, el término "druida" ya se conocía en las orillas orientales del Mediterráneo: servía para referirse a "aquellos que mejor ven y perciben lo que vendrá; los que adivinan". En Grecia se comparaba a los druidas con los pitagóricos, los discípulos del gran filósofo y matemático Pitágoras; ambos grupos conformaban, en cierto modo, sectas cerradas, elitistas, que cultivaban el secretismo y prohibían poner por escrito sus enseñanzas, transmitidas oralmente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HALLAN RESTOS DEL " ULTIMO UNICORNIO " EN KAZAJISTÁN

ABREN POR PRIMERA VEZ UNA TUMBA MALDITA CERCA DE LA GRAN PIRÁMIDE DE GIZA

ENCUENTRAN EN CHINA RESTOS DE "ÁRBOLES-SETA" PREHISTÓRICOS